Nos espera una larga decadencia