AMLO, Trump y un chile en nogada