Apple se convierte en la empresa más valiosa del mundo