Mientras los hospitales atienden casos de Covid-19, el cáncer avanza en México