El peligro de Morena es su inoperancia