Pandemia y PIB posterior a 2020: llegó la hora del Estado estratégico