Morena, ¿encuesta fallida?