Júpiter y Saturno se unirán en el cielo nocturno por primera vez desde el siglo XVII