La vacuna no bastará para enfrentar la devastación del Covid