La inteligencia artificial es capaz de diagnosticar el coronavirus